dimarts, 2 de juny de 2015

DIY: Darle vida a nuestra minicómoda

Veréis que cambio el idioma con el que escribo en el blog. Yo soy catalana, y así me siento y el catalan es mi idioma materno; pero sinceramente, navegando por los blogs me doy cuenta que si quiero tener la posibilidad de llegar a mayor público tengo que cambiar el idioma. Ventajas de ser bilingue. :)

Bien, hoy os traigo mi primer DIY para el blog. Iré colgando muchos más a medida que vaya haciendo diferentes cosas. Volviendo por un momento a mi biografia, aqui tenemos una respuesta: Me encanta hacer cosas manuales y darle un toque DIY a mi casa :)

Esta vez le he dado vida a una minicómoda de IKEA que tenía hace tiempo. Una pequeña cómoda de madera sin tratar comprada con la finalidad de darle mi toque personal. Pero pasaba el tiempo y ahí seguía, mirándome tooodos los días en la habitación y yo sin hacerle caso. Pues por fin me he puesto manos a la obra!!

Soy un poco desastre y no hice la foto de la minicómoda sin tratar; pero pondré una foto de una parecida para que os hagáis la idea. La única diferencia son los cajones, pero se puede trabajar de la misma forma.

Materiales:
  • Mini cómoda
  • Papel de lija
  • Pintura acrílica (el color que más os guste, yo hice una combinación de blanco y negro para conseguir una tonalidad de gris que me gustara)
  • Pincel
  • Papel con motivos
  • Cola-barniz
  • Masilla blanca para madera
  • Espátula
  • Esponja
  • Goma laca
  • Brocha
Empezamos!!

Primero de todo debemos quitar los cajones y pasar el papel de lija por todos los sitios hasta que consigamos que no quede ninguna astilla y la madera esté bien lisa.


Cogemos nuestra pintura y zig zag vamos pasando por todas las partes que queramos pintar. Y si es al son de una preciosa canción inspiradora mejor (Adoro "Desayuno con diamantes"!)



Cuando ya tenemos toda la pintura seca, vamos a por el papel!! Cortaremos trozos desiguales del papel escogido y lo pegamos en diferentes sitios de la caja. Mejor no seguir una tendencia, si no, donde creamos que pueda quedar mejor.

El siguiente paso será coger la masilla y con la ayuda de una espátula ir poniéndola alrededor del papel pegado y luego ya por dónde veamos de la caja. Será una manera de darle volumen y contraste. A parte de la espátula va bien utilizar un palillo para ayudarnos con algunas partes y darle formas más pequeñas.


Y ya casi vamos terminando! El siguiente paso será coger una esponja y con el color que queramos pintar toda la caja con "toquecitos". En este caso utilicé el mismo color que había hecho a la base. Tengo otra pieza hecha con la misma técnica que la base la hice blanca y la pintura con la esponja gris. Esto ya va a gustos.


Y este es el efecto que debe quedarnos.
Y ya por último, cuando ya esté la pintura seca, con la ayuda de una brocha daremos una capa de goma laca para darle un toque muy sutil envejecido y también para asegurarnos que se asientan los materiales en nuestra pieza.

Y aquí el resultado final!


Espero que os haya gustado. Ya véis que darle un toque personal a nuestra casa es muy fácil, verdad?

Disfrutad del día!! :)


2 comentaris:

  1. Ole que bien te ha quedado, lastima que yo no sea tan buena en manualidades
    Bss

    www.blackdressinspiration.com

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias! Todo es ponerse y tirar unas cuantas cosas hasta que empieza a salir algo un poco decente jeje

      Elimina