dijous, 28 de gener de 2016

Zona de confort

No tendremos mejores condiciones en el futuro si se está satisfecho con todo aquello que tenemos en la actualidad -Thomas Edison-



Nos sentimos identificados con la fotografía?

Estamos atrapados en la zona de confort. Es un lugar en el que tenemos seguridad y confianza, nos sentimos bien con nosotros; pero no somos felices. Es un estado rutinario, sin retos ni motivación. El tiempo pasa y no encontramos la felicidad. Aún así, estamos cómodos.

Muchas personas creen en el destino. Creen que ya está escrito y que si vivimos este momento es porque toca y no podemos cambiarlo. El destino lo escribimos nosotros mismos en nuestro paso por la vida. Nosotros mismos somos quien redactamos la novela de nuestra vida y quien decidimos qué sucederá en el siguiente capítulo.

Tenemos dos formas de ver la vida: Coger todas las oportunidades que se nos presentan o sentarnos y verlas pasar.

Tenemos miedo a lo nuevo, a lo desconocido, a equivocarnos. Aunque nuestra rutina no nos haga felices nos sentimos cómodos, es nuestro territorio y lo dominamos, y con eso, ya nos basta.

Pero no nos damos cuenta que nuestra zona de confort acaba siendo nuestra cárcel que nos atrapa durante la vida. Des de la cárcel puedes tener sueños pero no puedes realizarlos. Debemos cumplir nuestros sueños, arriesgarnos, luchar por aquello que queremos, no tener miedo a fracasar, perseguir aquello que nos hace felices. Queremos crecer, aprender, innovar.

Hoy os traigo tres consejos para salir de la zona de confort: 

  • Cree en tí, ten confianza. Tu puedes con todo!
  • Haz cosas nuevas; aquellas que siempre te habría gustado hacer pero que no has hecho. Pensamos que no lo hacemos por pereza, pero no, no lo hacemos por no salir de nuestra zona de confort. Por ejemplo: Ves a las clases de yoga que siempre te habría gustado ir; si te gusta cantar, deja de hacerlo en la ducha y hazlo en público!; prueba un restaurante con una cocina nueva para tí; toma un camino diferente para ir al trabajo... Y podría poner mil ejemplos, pero cada uno que piense en aquello que le gustaría probar.
  • Enfréntate a tus miedos. Miedo a estar solos? A la oscuridad? A las arañas? Pongámons pequeños retos para enfrentarnos a nuestros miedos. 
Tenemos un año nuevo por delante. Marquémonos objetivos, luchemos por nuestros sueños. No nos rindamos y no nos acomodemos en nuestra zona de confort / rutina. Sal, aprende, baila, canta, salta y sobretodo...sé feliz!!

Aún crees que tu destino está escrito? SALTA Y REDACTA TU PROPIO DESTINO!!!!